Al vuelo

Hola,

Alguna vez me comentaron que una de las mejores terapias era exteriorizar lo que uno piensa y siente, bueno, creo que alguna vez lo hice y no sé en que minuto dejé de hacerlo, pero aquí estoy, intentando retomar algo que puede ser que me haga bien.

No digamos que soy una persona depresiva ni mucho menos, he pasado muchas dificultades a mis cortos 25 años y de repente siento que eso me hace no representar mi edad como debería. Mientras veo la tv, veo a mi gata jugar con un calcetín cocido y mi compañero de casa haciendo lentejas me pongo a pensar; todo es extraño, siento que debería estar muy plena pero no lo siento así, vivo en una casa con personas con las que pude congeniar de una forma demasiado buena, tengo una familia que está contenta con todos mis logros (mi gata se cayó del sillón y se golpeó, pero aún así sigue jugando), tengo un trabajo soñado con el que me siento realizada como persona y profesional, siento que los años de dedicación en mis estudios están por fin dando sus recompensas… pero aún así siento que me falta algo.

Amor, cariño, confort… alguna vez alguien en un libro basado en hechos reales dijo ‘La felicidad es real cuando es compartida’, o en inglés ‘Happiness is only real when shares’, excelente película cabe decir,aunque también me causa una contradicción porque la gente dice que la felicidad está dentro de uno, no con una persona al lado, y déjenme decirles que si, ambas partes tienen razón, porque cuando uno está bien por dentro es un acto de inercia transparentarlo – mientras pienso, prendo un cigarro -. Por mucho que gente diga que se puede vivir sin amor (de pareja) yo digo que no, todos en algún momento necesitamos ese tipo de cariño, de dedicación, de saber que dentro de este gigantesco mundo hay un ser que piensa en ti, que siente cosas por ti, es maravilloso.

Lamentablemente no me ha tocado buena suerte, soy una persona que se entrega demasiado rápido sin pensar en quién puede dañarme, prefiero ser así porque así soy simplemente, muchas veces he reprimido lo que siento en pos de no salir afectada, pero por dentro se que eso no va a resultar. Estuve mucho tiempo inmersa en algo en lo que veía algún presente, ni siquiera futuro, pero la vida misma se encargó de darme bofetadas en mi cuerpo y en mi alma, y lo quise, lo quise mucho, y no me arrepiento de eso porque en ese instante pude sentirme viva, no querida, pero si viva, sentir el dolor que alguien te puede provocar es tremendo, pero si es superable, me costó un trabajo enorme poder superarlo pero creo que lo logré, aunque de vez en cuando si flaqueo porque me habría gustado que todo fuera distinto, y que ahora él hubiese sido el que me roba las sonrisas. Pero no fue así, y está bien. 

Todos los días recuerdo que es tan lindo despertar, un día más de vida, un día más para hacer las cosas distintas, todos los días es una buena oportunidad para cambiar las cosas, un instante, un eterno instante que puede definirnos, y no sé, quizás estoy hablando demás, pero me gusta vivir, pero también me gustaría compartir mi existencia, con alguien.

 

PD: Muchas de estas cosas son al vuelo, son ideas desordenadas que están en mi cabeza, creo que todos los días trato de ordenarla, y me cuesta.

 

Chao

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s